Pasta a mano (con y sin máquina )

Duración: 50 min

Ingredientes (2 personas):

  • 3 Huevos
  • 500 gr. de harina (250 gr. de harina por persona)
  • Una pizca sal

Preparación:

La pasta hecha a mano aportará a nuestros platos un sabor fresco y repleto de personalidad. No pasa nada si tienes máquina o no; se puede hacer de ambas maneras.

En primer lugar y como consejo, lo ideal es sacar los huevos 5 minutos antes para tenerlos a temperatura ambiente.

Una vez tengas lista la harina, deberás elaborar la forma de un volcán. Es decir, juntar todo el producto con un agujero en medio para romper los huevos en ese hueco. Si quieres una pasta más amarillenta añade sólo las yemas, si la quieres normal, los huevos con la clara.

Cuando éstos estén sobre la harina, bátelos suavemente con un tenedor con cuidado de que no se derrumbe el volcán. Incluye la sal sólo en los huevos batidos.

Para amasar, tendrás que ir poco a poco añadiendo la harina, desde los bordes de la parte de arriba del volcán. Poco a poco, has de mezclarlo con los huevos. Una vez tengas la pasta, empieza a mezclar hasta obtener la masa*.

Cuando el proceso haya terminado, envuélvela en papel de plástico transparente y deja reposar en la nevera durante 20 minutos (los italianos recomiendan 1 hora, pero al ser para 2 personas, con 20 minutos y para cocinar en el momento, es suficiente).

Una vez haya pasado el tiempo necesario, con la máquina podrás amasarla y cortarla. De esta manera es mucho más rápido.

¿Qué ocurre si no dispones de este utensilio? A mano es más laborioso, ¡pero no imposible! Tan solo necesitarías un rodillo o una botella. Con ello podrás amasar la pasta. Una vez extendida, cuando adquiera un grosor fino, córtala en tiras con anchura al gusto. Después, déjala secar estirada (con algo de harina por encima y siempre oxigenando).

Para terminar, solo tendrás que hervirla 4 minutos y añadir la salsa que prefieras. Si quieres  una receta al más puro estilo italiano, te recomiendo que visites mis posts de pasta carbonara o pasta boloñesa.

*La masa debe ser lisa y sin que se te pegue a las manos; si se pega añade un poco más de harina. Si por el contrario la se rompe, añade un huevo y más harina.

PD. Próximamente pastas de colores.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s